Sunday, August 16, 2015

Doble rasero

 "Hey, ¿ese no es James Dean?","No, es Benicio Del Toro de joven,¿verdad?" ,"No, es Leonardo DiCaprio" respondo un tanto avergonzada guardando el retrato del ayer baby-faced hoy fofisano actor. No ha sido una buena idea sacar en público una carpeta con dibujos y bocetos de hace quince años. Tampoco lo fue dibujar a un personaje que nunca me ha interesado. Y es que si las cosas no se hacen con mucho entusiasmo no puedes esperar grandes resultados. Quizás lo hice con la intención de regalárselo a alguna amiga a la que le gustaba ese chico con cara de niño repelente.¿Alguien recuerda a DiCaprio de joven adulto? A mi me da la impresión de que es alguien que ha pasado de adolescente a "viejo verde". Si, digo "viejo" sin ninguna connotación peyorativa; como sinónimo de "hacerse mayor"(¿qué hay de malo en ello?) y "verde" por su militancia ambientalista, que todo sea dicho de paso, no resulta muy creíble cuando no escatima en lujos y alquila, por ejemplo, uno de los yates más grandes del mundo para ir a ver el Mundial de Fútbol en Brasil. En la última foto que vi de él, el actor estaba en una playa rodeado por un grupo de chicas todas rubísimas,jovencísimas,delgadísimas y guapísimas, seguramente todas modelo o aspirando a llegar a serlo. El barrigudo y barbudo DiCaprio parecía el prototipo de viejo playboy ricachón playero. En el texto que acompañaba la imagen se hablaba de su buen y envidiable estilo de vida así como del éxito de Leo con las mujeres y de su preferencia por las maniquíes veinteañeras de dorada melena. Imagino que la deslumbrante luz de la fama y tener una cuenta fofisaneada también ayudan a ligar un montón. En fin, dejemos en paz a DiCaprio y a las versiones más jóvenes de Bar Refaeli y hablemos de otras celebrities a las que la cuarentena las ha tratado mucho mejor. Veo en un tabloide británico fotos de la estupendísima Heidi Klum tumbada en la playa en bikini charlando animadamente con su novio Vito Schnabel y un amigo de éste. El artículo y sobretodo algunos comentarios de los lectores son demoledores. Donde yo sólo veo a tres amigos conversando y pasando un momento de relax en la playa, ellos ven a una "mujer mayor encantada de ser el centro de atención de dos toyboys".Alguna lectora se escandaliza de que la supermodelo no esté acompañada de sus hijos (¿es que no ha oído hablar de "custodia compartida" y/o "régimen de visitas", señora? Los niños estarán seguramente de vacaciones con sus respectivos padres) y no se corta en tacharla de mala madre y en decir que los chavales se avergonzarán de ella. ¿Por qué, señora? ¿Por ser libre? ¿Por ser feliz? ¿Por querer ser, aparte de madre, novia, amante, persona? ¿Por salir ,desde hace bastante tiempo, con un hombre interesante, experto en arte, trece años menor que ella? Cierro mi carpeta. Desearía que el machismo y mi espantoso retrato de DiCaprio corriesen la misma suerte que el actor en Titanic.

Sunday, July 26, 2015

Los ángeles - y algún que otro demonio - de Elio

"Haz honor a tu nombre, Elio, y vuela alto, tan alto hasta alcanzar a tus angelotes"
No me preguntéis porqué asocio su nombre a algo dulce, muy azucarado.Será porque el primer contacto que tuve con su marca fue a través de las páginas de Lily,Esther...-¿O fue en Jana? - tebeos que devoraba de niña con el mismo deleite que el regaliz rojo o los ositos de goma (qué asquito pensar ahora que estaban hechos de gelatina animal) y que solían incluir algún apunte,breve, de moda. Probablemente por razones publicitarias, esta firma italiana era mencionada en muchas de esas reseñas moderiles, o puede que no, que lo que simplemente pasó es que mi cerebro eligió recordar los diseños coloridos,alegres,vitamínicos y tremendamente juveniles de Elio Fiorucci.
Cuando esta semana supe de su muerte me entristecí, no sólo porque la moda perdía a uno de sus más remarcables iconos de los años 70-80, si no también por su faceta animalista (Fiorucci era un firme defensor del vegetarianismo).Como creo que el mejor homenaje que se le puede hacer a un creador fallecido es conocer mejor su obra, me puse a indagar en internet acerca de su trabajo,su vida y demás detalles más o menos importantes sobre este milanés de afable sonrisa. Y como nada en este mundo es todo blanco ni todo negro, y menos en el coloreado y plastificado universo fiorucciliano, descubrí también algunas sombras: campañas publicitarias sexistas (podéis encontrarlas fácilmente en la red) y su negativa a producir ropa más allá de la talla 40. "Así evito que las chicas feas exhiban su mal tipo", frase grosera atribuída al modisto.
No negaré que quedé un poco decepcionada pero como quiero pensar que todo esto pasó hace años y que la gente cambia para bien (a veces, sólo a veces) deseo quedarme con el "lado angelical" de Fiorucci; ese que decía "He dejado de comerme a mis hermanos" y diseñaba camisetas para campañas de defensa de los animales o el Elio que en una entrevista de hace menos de un año mostraba su admiración por las chicas que luchan por los derechos de la mujeres, que son veganas y contrarias a todo tipo de crueldad y discriminación.
 Para saber más sobre el cruel proceso de producción de la lana de angora podéis leer el artículo "Angora, un asunto peliagudo" que escribí para La Blogueresca tiempo atrás.
El único artículo que actualmente tengo de Fiorucci es una vieja carpeta decorada con sus famosos querubines. ¿Y sabéis qué guardo en ella? ¡Los primeros bocetos de Sadie!


Sunday, July 19, 2015

De Barcelona a Plutón

"Es horrorosa,monstruosa" Repite más alto P. por si no lo había oído la primera vez."Demasiado recargada" apunta A. "Es lo que tiene la Sagrada Familia; la amas o la odias.Si te dejara indiferente no sería arte"respondo. P. sigue farfullando palabras poco amables hacia el monumento gaudiniano, palabras que se sofocan en un torbellino de voces de turistas que colapsan la entrada. P. me mira disgustada. No sé si está enfadada porque ni me inmuto por las críticas (chica, ni que yo fuera la reencarnación de Antoni Gaudí) o porque una japonesita casi se lleva por delante su cabeza con un palo de selfie. Complicado circular por delante de la Sagrada Familia una tarde de viernes del mes de Julio y complicado encontrar un lugar para comer decente que no sea el típico restaurante para turistas. Pese al sol abrasador animo a mis acompañantes a caminar unas cuantas manzanas. Acabo de acordarme de un pequeño restaurante tranquilo y agradable sin carteles de "Typical Spanish paella & sangría". P. se deja caer teatralmente medio desmayada en uno de los butacones."Ya no puedo más. ¡Qué calor, qué bochorno! El clima de Barcelona es insoportable. Tanta humedad.¡Cómo estoy sudando! No es sano". Qué aburrido tener que escuchar siempre los mismos tópicos y las mismas frases hechas. Y lo dice precisamente ella. "Bonita, conozco tu ciudad. He estado en ella en pleno mes de Julio y es un horno infernal" pienso, pero no se lo digo porque nunca me ha interesado jugar a esa sandez de "mi pueblo es más guay que el tuyo".
                                 ¡Cucú! ¿No te he visto antes? Si, esta ilustración de Sadie es un refrito.
Nos sirve el camarero. Yo he pedido una escalivada acompañada de unas patatas fritas y unos champiñones con ajo y perejil. "¿Sólo vas a comer esto? Pide algo más. Tranquila que vamos a pagar nosotros" dice P sonriendo maliciosamente. "Es que Gen es vegetariana" le informa A. Por qué, o cielos, por qué, has tenido que abrir la boca. Ahora P. me bombardeará con preguntas y comentarios a cual más estúpido. Y así es. "¿Cómo? ¿No comes tampoco pescado? ¿Pero qué comes? Esto no puede ser bueno. Hay que comer de todo". Espera que a esta hay que pararle los pies"¿A qué te refieres cuando dices todo? Porque todo es T O D O, incluidas, por ejemplo, las cucarachas"  Y empiezo a hablarles de la plaga de cucarachas que padecemos en las oficinas donde trabajo y de que esta mañana hemos bromeado sobre la posibilidad de criarlas para el consumo humano."Los insectos son muy proteicos"añado en tono burlón "¡Dejemos esta conversación tan desagradable, que estamos comiendo!" Tu has empezado la batalla, reina.¿Acaso cree que a mi me resulta grato verla engullir el cadáver de lo que un día fue un cerdito? Pero no pienso discutir con quien un día se zampó hasta la educación. "Hablemos de otras cosas. Gen, ¿qué opinas sobre esta locura de proceso independentista?" Ah, amiga, mucho estabas tardando en sacar este tema. Estoy hasta el moño de que me hagan esta pregunta."¿Pero has oído la última tontería que ha dicho Mas? Este hombre hace tiempo que perdió el norte." "No. Últimamente me interesa más la política internacional y esta semana apenas he tenido tiempo para las noticias.Lo que me tiene fascinada estos días son las imágenes que nos llegan de Plutón. ¿No es maravilloso ver por primera vez este "falso planeta?" "Cuando yo era pequeño había un programa de televisión que se llamaba Destino Plutón"comenta A con la misma sana intención de desviar la conversación."Esto del separatismo es un despropósito que sólo busca romper España" Mi mente sigue navegando en la New Horizons,la de A. por su niñez y la de P. pedaleando en la bici de Rajoy. Pero oye, la imaginación de cada cual es libre de viajar como quiera,donde quiera y con quien quiera. "El caos, todo esto sólo traerá el caos" Qué obsesionada está la pobre criatura. Le sonrío como lo haría a una abuelita cuenta-batallitas y le digo: "Bueno, este asunto no me quita el sueño. Si las cosas se ponen feas siempre queda la opción de apuntarse como voluntario a la próxima expedición sin retorno a Marte.¿Os imagináis? Renunciar a todo lo que tienes en la Tierra, a no ver más a tus seres queridos para embarcarte en una aventura espacial en la que incluso puedes morir".A este punto la mirada de P. refleja una frustración contenida.Me deja por imposible y pasamos la sobremesa charlando de cosas intrascendentes. Me despido de A. con un "Encantada de conocerte" y quisiera decirle: "Espero que la próxima vez que tengas que viajar por motivos profesionales te toque una ciudad que sea más de tu agrado o que al menos te topes con una lugareña que responda mejor a los clichés" pero me da pereza. Será que la insana humedad y mi dieta come-hierbas me han debilitado. Aún no entiendo como no me he muerto...De risa.

Sunday, June 21, 2015

El bastón de Sara Montiel

Ahogado entre dos enormes carteles amarillo chillón de "Compro Oro" y "Joyas de Oro a Mitad de Precio" asoma tímidamente un rótulo blanco "Taller de Plata".Un local desangelado en una concurrida y turística calle. El chico de la tienda,que se encuentra vacía, mira, aburrido, casi sin ver, a la gente pasar."Podría ser el nieto del señor Picó* si no fuera porque el señor Picó nunca tuvo hijos","Seguro que el taller del señor Picó tenía mucha más gracia y solera". Nunca llegué a visitar la platería en la que trabajaba y de la que salió algún que otro colgante y pulsera que todavía conservo.
      Anillo zodiacal en plata ecológica.No me enseñen el de mi signo que tendré un flechazo astral. Los Tauro somos así de enamoradizos.          
                                                                  Imagen: Pinterest
Conocí al señor Picó y a su esposa Remei*en un pequeño hotel de montaña. Enseguida me cayeron bien. Él,tan hablador y dicharachero,con su bigotillo y ojillos diminutos,chispeantes, a lo Xavier Cugat y ella, tan tranquila,amable y cálida. Comprendí porque, desde que mi abuela y mi tía veraneaban en esa localidad, ese matrimonio sesentañero había pasado a formar parte de muchas de las anécdotas de sus vacaciones y supe que pronto lo harían también de las mías.
Ponedle unas gafas de fina montura y un sombrero de paja y tendréis el retrato del señor Picó.
Como la mayoría de huéspedes de la fonda, los Picó eran barceloneses de edad interesante que buscaban pasar unos días de descanso en un entorno relajado;que no aburrido, porque allí todos éramos una gran familia que se reunía en las comidas y que compartía paseos,excursiones y demás actividades recreativas.
Una de las cosas que más le gustaban al señor Picó era enfundarse su sombrero de paja,que por cierto le quedaba pequeño, y ponerse manos al volante de su querido Seat 600. "Para él es como un hijo" aseguraba su esposa."No quiero ni pensar el disgusto que tendrá el día que el coche diga hasta aquí hemos llegado" Por aquel entonces este mítico vehículo hacía ya muchos años que había dejado de fabricarse. "Mi mujer y mi coche son irreemplazables"  decía muy convincentemente el señor Picó mientras viajábamos apretujados en esa antigualla rodante. Después de Remei y del "niño de hojalata", el amor del señor Picó era su trabajo. Nos hablaba de sus comienzos como aprendiz,del proceso de fundición de la plata,de las distintas técnicas de orfebrería y de las herramientas utilizadas.
Imagen: Ebay
Mis amigas y yo nos habíamos aficionado a los pasatiempos y cada vez que encontrábamos en un crucigrama aquella famosa definición "Yunque de platero" acudíamos,aunque ya supiéramos la respuesta, a preguntar al señor Picó. "¡Tas! Tas!" respondía eufórico.
También se explayaba repasando algunas de las piezas más emblemáticas,curiosas y bellas que habían pasado por sus manos. "¿Veis estas marcas? "Nos decía señalando unas pequeñas manchas negras en sus dedos. "Me las hice haciendo el bastón de Sara Montiel"  y nos contaba entusiasmado todos los pormenores del peculiar encargo que incluía un sombrero (dudo que fuera a tamaño real o puede que si, quién sabe).Ambos objetos fueron dados como galardón a la artista en algún acto de homenaje o entrega de premios al que asistió - o creyó asistir-  el señor Picó porque nos relataba con todo lujo de detalles lo bella y glamurosa que estaba la actriz manchega, el maravilloso vestido que llevaba,las joyas que lucía,etc. Se emocionaba mucho,y a juzgar por la mirada que le lanzaba su mujer, hasta demasiado. Estaba claro que Saritísima era el cuarto amor del platero. Al regresar de la excursión, Remei, en revancha, le pedía a un periodista jubilado que veraneaba en el hotel, que le contara la entrevista que le hizo al protagonista de Sandokán. "¡Qué hombre más guapo! ¡Qué ojazos! ¡Ojalá repitan algún día esa serie!"
Y si quería enfadar de veras a su marido, alababa cualquier coche aparcado en la calle. "Esto si que es un cochazo"  o comentaba el cariño que le tenía a su pequeño reloj de pulsera "DE ORO" ,regalo de sus difuntos padres. "El oro siempre será oro", decía. Pequeños arrebatos de celos de una pareja en realidad muy bien avenida y que se llevaba bien con todo aquel que supiera apreciar su sencillez,simpatía y sentido del humor. Yo, a mis diez años y observando a los Picó, ya me costaba entender porqué algunos afirmaban que "los matrimonios sin hijos son gente rara y amargada". Esas monumentales estupideces que dice sobre las vidas de los demás la gente que no sabe qué hacer con la suya propia. Gente tan insignificante en tu vida que sus nombres y caras aparecen emborronados en una especie de niebla en tus recuerdos. Nubes ligeras que ni tu ni tu memoria os molestáis en intentar dispersar. En cambio del orfebre y de su esposa recuerdo sus camisas de manga corta a cuadros, el vestido de volantes de color fucsia (que tanto se llevaba aquella temporada),su perfume a lavanda,las moras que recogíamos de camino a la fuente, las felicitaciones que nos enviaban por Navidad...
Dudo que el chico de la tienda de oro y plata hable sobre su trabajo con el mismo entusiasmo adonde quiera que vaya de vacaciones,si es que puede permitírselas y sospecho que la platería del señor Picó debió echar el cierre hace tiempo.Tampoco están,desde hace muchos años, el señor y la señora Picó. Para darle un fin bonito a la historia nos los imaginaremos subidos en un 600 de plata recorriendo una interminable autopista azul. Harán un alto en el camino para recoger a una autoestopista llamada Sara Montiel,que en agradecimiento les invitará a un restaurante tan celestial como caro donde toca una orquesta cuyo director se parece sospechosamente al señor Picó. A la señora Picó le servirá tarta de moras un apuesto y exótico camarero barbudo de ojos verdes."¡Oh, pero si es...!"  "No,no,señora no soy él y esperamos no verle por aquí hasta dentro de muchos,muchos años, porque al fin y al cabo el cielo puede esperar. ¿No le parece?"
*Nombre ficiticio
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...